El miedo o rechazo al género erótico

11.07.2018

¿Qué le pasa al género erótico? ¿Por qué la gente se lleva las manos a la cabeza al oír esa modalidad? ¿Por qué la rechazan y juzgan antes de leer una sinopsis?

Soy de las que piensa que no hay nada más bueno y maravilloso que leer de todo. Desde la más pura ciencia ficción, pasando por novelas negras o policíacas y terminando en las románticas o incluso completamente eróticas. ¿Qué tiene de malo?

Entiendo que para gustos, los colores, pero el rechazo y el desprestigio que muchas personas le conceden a este género, empieza a cargarme mucho. Y siento decirlo así, pero me parece déspota e hipócrita el rechazo hacia un género igual de digno que cualquier otro. Todos los géneros literarios se merecen ser respetados y reconocidos por igual.

No es la primera vez que oigo o leo a alguien decir que el género erótico es el recurso fácil para un escritor, o el más sencillo de vender o, incluso, que esto ya no sé ni cómo asimilarlo, que lo escriben mujeres reprimidas que desean sentir en su vida lo que desarrollan en esas novelas. ¡VENGA VA!...

A lo que yo respondo a todo esto: ni es un recurso fácil, ni su venta es sencilla y no soy una mujer reprimida que desea sentir lo que sienten mis personajes, soy una mujer que adora la vida que tiene y, sobre todo, admiro a mi marido por encima de todas las cosas. Escribo erótica porque, aparte de leer otro tipo de géneros, es con el que más comprometida me siento. Creo que la sexualidad nos rodea a todas horas, y eso es innegable. A medida que he ido creciendo he sido consciente de la precariedad y rechazo al sexo, cuando es algo maravilloso y beneficioso, provocando una mala práctica o perjudicando a otras personas.

EL SEXO SIGUE SIENDO UN TEMA TABÚ

Es como el momento de ir a la farmacia a comprar una caja de preservativos, que la gente suele pedirlos en voz baja para que no piensen mal de él. ¿Pero en qué estamos pensando, señores? Comprar condones es un acto responsable...

Lo mismo pasa con los libros de erótica. Son muchísimas las personas que leen este género y que les encanta, pero a algunos no les gusta tanto decirlo. Parece que si dices que lees erótica eres un lector mediocre (una escala que en su momento hizo una persona y provocó que me estuviera riendo largo y tendido), que no aprecias la literatura y que no eres un lector de calidad o de nivel alto. ¿Con esto qué se quiere decir? ¿Qué por leer erótica soy estúpida? ¿Y por escribirla soy doblemente gilipollas? Me parece de ser más gilipollas poner en duda la capacidad lectora de la gente y juzgarla por sus gustos. Así de claro.

Lo sé, lo sé... estoy que echo humo, pero es que es uno de los muchos temas que me tocan la fibra sensible porque, ¿quién no ha visto una película porno? Muy poca gente puede decir que no, y creo que con la literatura erótica pasa algo parecido.

No hay que avergonzarse de leer literatura erótica, o incluso romántica, cada uno lee lo que más le gusta, eso está claro, pero que el hecho de que sea un género que no solemos leer no nos lleve a rechazarlo y, lo más importante, desprestigiarlo. Hay que coquetear con todos los géneros y no perder la oportunidad de leer un libro que puede llegar a gustarnos, aunque seas la típica persona que va de dura y que le encanta hacerse el interesante... Lo siento, monada, yo no me creo tu fachada, xD.

Conclusión: Después de soltaros todo el rollazo (que a fin de cuentas es mi opinión y es muy probable que no la compartas), lo que vengo a decir con esta entrada es que tengáis la mente abierta y que no perdáis la oportunidad de adentraros en un nuevo género. No hay que tener miedo de ampliar nuestro registro y de admitir nuestros gustos.

Si el rechazo persiste, seguirá siendo tabú y los problemas que existen nunca se erradicaran.